lunes, 22 de abril de 2013

Tú y mis putos sueños.

¿Por qué mientras descanso?


Vuelvo a despertar, vuelvo a recordar en sueños cosas ya olvidadas, momentos ya pasados.

¿A qué juega mi mente?

Tus recuerdos despiertan mientras yo duermo.
¡Joder!

Es despertar y ver que no es real,
Cuándo me doy cuenta
¿Por qué coño quiero que sea real algo que ya se fue?

Vas y vienes, te cuelas en mis sueños con tus recuerdos.

Recuerdos...
Solo consigo recordar los sueños en los que apareces.

¿Eres una señal para saber que sueño?
Para decir...
"En un sueño y haré lo que quiera contigo"


Hola cielo, soy yo.
Pasaba por aquí y he pensado en saludar
y así aprovecho y traigo un par de respuestas.

Tu mente juega porque tú la enseñaste
¿o ya te has olvidado de las noches eternas en tu cama?
¿o acaso no recuerdas como ardimos? 
Jugamos con fuego, y nos quemamos. 

Quieres que sea real porque es cómodo,
y yo, que siempre fui una descarada, me cuelo para doler.
Tiene que ser así, al menos un poco más.

Puedo ser tu estrella, pero no una señal,
no me gusta que dudes de tus sueños
esos, que siempre fueron más reales que mis jodidas pesadillas.


Bonitas madrugadas, cielo.
Pasaba por aquí, para decir...
Haz lo que quieras conmigo, sólo esta noche,
y las demás, cuando te acuerdes,
que nadie te haga dudar que no fuimos los mejores.



Y apareces cuando cierro los ojos.

Con mucho amor a
Mis madrugadas favoritas.
Historia de un caracol con siete vidas y un par de alas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario